San Jerónimo Lidice



Reinhard Tristan Eugen Heydrich era en 1941 general de las SS alemanas (SS-Obergruppenführer), director general del Servicio de Seguridad del Reich (SD, Sicherheitsidents), y Protector de Bohemia y Moravia (más de la mitad del territorio de la antigua Checoslovaquia). Se le llamó el carnicero de Praga, por la política de terror con que gobernó los territorios a su cargo, además de ser uno de los organizadores de la conferencia de Wansee, donde se decidió la solución final a la cuestión judía.


En 1942 dos combatientes de la resistencia checa, entrenados en Inglaterra, llegaron en paracaídas a Checoslovaquia con la misión de asesinar a Heydrich en un intento por detener la ola de crímenes que éste último había desatado en Bohemia y Moravia. El 27 de mayo de 1942, disfrazados de electricistas, estos combatientes esperaban al Mercedes de Heydrich para cumplir su cometido, en un camino rural que llevaba a un aeródromo. Heydrich debía tomar ese día un avión que lo llevaría a Berlín. Cuando el auto de Heydrich tomaba una vuelta cerrada, los atacantes dispararon contra el Mercedes, y arrojaron una granada que estalló detrás del auto. Herido, Heydrich alcanzó a salir del auto y hacer algunos disparos, antes de caer inconsciente. Resultó con partes de la tapicería del auto y de su propio uniforme incrustadas en el bazo. Estuvo grave varios días antes de morir el 4 de junio.



Hitler, quien tenía en muy alta estima a Heydrich (llamándolo el hombre del corazón de hierro) ordenó que se diera un castigo ejemplar a los responsables. La Gestapo comenzó una búsqueda frenética de los atacantes. En represalia, más de 1000 judíos fueron deportados del ghetto de Theresienstadt a campos de exterminio, en Berlín 500 judíos fueron arrestados, y 152 más ejecutados.

Entre las deseperadas pesquisas de la Gestapo, se encontró evidencia (que resultó ser falsa) de que una pequeña aldea cercana a Praga, de nombre Lidice, había dado cobijo a los asesinos de Heydrich.



Hitler ordena la destrucción absoluta de la aldea como represalia. En la noche del 9 al 10 de junio de 1942, tropas de la Wehrmacht (ejército regular alemán), de las SS y del SD cercaron Lidice. De puerta en puerta, obligaron a todos los habitantes (alrededor de 500) a salir de sus casas, y los llevaron a la plaza del pueblo, donde los "seleccionaron": hombres mayores de 16 años de un lado, mujeres y niños a otro lado. Un total de 172 varones fueron acribillados, mientras que 198 mujeres y 98 niños fueron deportados al campo de concentración de Ravensbrück. Todos los objetos de valor hallados en las casas de los aldeanos fueron confiscados. Los niños susceptibles de germanización por su aspecto físico fueron entregados a familias alemanas.



Una vez vacía la aldea de sus habitantes, los alemanes volaron toda edificación existente, y aplanaron el terreno para convertirlo en campos cultivables.

De acuerdo con la página de la Embajada de la República Checa en México:

Desde entonces, el día de la destrucción de Lídice se reúnen, en la planicie de la aldea, miles de personas de las Repúblicas Checa y Eslovaca, así como de diversas partes del mundo, con el propósito de recordar a la aldea de Lídice y a quienes murieron en aquella ocasión. Como homenaje a la aldea Checa de Lídice, el domingo 30 de agosto de 1942, el Departamento del D.F., en colaboración con el Departamento de Turismo de la Secretaría de Gobernación, organizó una ceremonia para adicionar el nombre de Lídice a la población de San Jerónimo, en la Delegación de la Magdalena Contreras



DSS

Comentarios

proctorul dijo…
Eres un narrador nato.

A ver si lo haces más seguido
Edgar dijo…
Deja lo nato, lo nato...
Antipino dijo…
TU seras una de mis víctimas